Los coches del futuro serán más grandes y cómodos

30.10.2017

Las escuderías desarrollan modelos futuristas que presentaron en el Salón del Automóvil de Tokyo

Gonzalo García

Los coches del futuro próximo serán verdaderamente espectaculares. Dará igual la marca por la que optemos, todas ofrecerán importantes innovaciones que harán de la conducción un verdadero placer, primando la comodidad pudiendo optar por la conducción completamente autónoma; vamos que el coche irá solo como lo hacía Kit, el coche fantástico. Lo hemos visto en el último Salón del Automóvil de Tokyo.

Nissan IMx, espectacularidad e innovación
Nissan IMx, espectacularidad e innovación

Nissan presentó su prototipo de crossover, el IMx, en el que se podrá activar el modo ProPILOT para que conductor y acompañantes se relajen con sus asientos reclinados automáticamente mientras el coche circula solo.

Los vehículos del futuro próximo tendrán muy en cuenta el Medio Ambiente por lo que irán encaminados a conseguir cero emisiones de anhídrido carbónico con motores eléctricos silenciosos. Nissan incorpora a su modelo dos motores eléctricos para dar mayor potencia y autonomía al vehículo que podrá circular más de 600 kilómetros antes de volver a cargar la batería.

Conducir muchos kilómetros dejará de ser un suplicio para convertirse en un viaje de placer pues el confort será la clave de la competencia entre las casas de automóviles. Podremos, incluso, manejar los mandos con la vista al contar con una cámara que detecta nuestra visión y lo que indicamos con la misma. Esta tecnología no es nueva, ya existen teclados de ordenadores que lo permiten, pero ahora se estudia aplicarlo a los coches lo que permitiría a personas amputadas o limitadas de cualquier otra forma conducir sin problemas ayudándose de la voz o de la vista.

Mitsubishi no quiere quedarse atrás y presentó en el Salón del Automóvil de Tokyo un prototipo de todocamino, el e-Evolution, dotado no de dos motores eléctricos sino de tres, dos de los cuales se sitúan en la parte trasera y la batería bajo el suelo del vehículo, lo que le otorga mayor estabilidad. La parrilla es similar a la del modelo Outlander. 

Mitsubichi e-Evolution
Mitsubichi e-Evolution

Mitsubishi Motors apuesta también por la tecnología de control por voz y su ordenador de a bordo coloca una pantalla que ocupa casi todo el salpicadero haciendo las delicias de los ocupantes. Este increíble vehículo es fruto del acuerdo firmado entre Mitsubishi, Renault y Nissan para fabricar coches eléctricos, comprometiéndose en la protección del Medio Ambiente. Nissan también ha hecho sus deberes y en el marco de ese acuerdo ha puesto ya en el mercado (aunque a España llegará en enero) el nuevo Leaf, de cuya primera generación vendió 280.000 unidades, el más vendido de entre los coches eléctricos. El nuevo modelo aumenta su autonomía hasta los 290-300 kilómetros. El sistema Propilot, del que os hablaba antes, permite ya en el modelo Leaf aparcar de forma automática y la conducción en autopista, aunque los cambios de carril deben seguir haciéndose manualmente. La otra innovación es el e-Pedal, que permite arrancar el coche estando parado, acelerar o desacelerar, pararlo en una rampa e incluso inmovilizarlo sin tener que pisar el freno.

Este tipo de vehículos grandes (todoterrenos , SUV y pickup, los que más se venderán en el futuro y de hecho los que más incremento de ventas experimentan en la actualidad) seguirán contando con cámaras para controlar el exterior desde el habitáculo, pero más desarrolladas y veremos como las formas gráciles se robustecen para ofrecer también sensación de seguridad. Aunque no por ello se convertirán en moles con ruedas, ni mucho menos, sino que también tendrán su toque elegante, como pudimos ver en Tokyo con el Mazda Kai Concept. Esta casa ha presentado su motor SkyActive X sin bujías; toda una revolución.

Mazda Kai Concept
Mazda Kai Concept

Toyota es muy posible que siga siendo líder del mercado mundial a tenor de los impresionantes modelos híbridos que exhibió en el Salón. El nuevo Land Cruiser que venderá en 2018 es formidable. En Europa se venderá el 2.8 de 177 caballos, tanto manual como automático y 4x4, por supuesto.

Las firmas occidentales no se quedan atrás

Pero no todo lo traen las multinacionales asiáticas, también las occidentales pisan fuerte, como BMW que continúa desarrollando motores eléctricos que permitan una autonomía de al menos 600 kilómetros, con una aceleración prodigiosa y la posibilidad de conseguir altas velocidades; es en estos últimos aspectos, aceleración y velocidad, en lo que los alemanes buscan adelantarse a sus competidores asiáticos que apuestan más por la autonomía. 

En lo que coindicen todos es en dar una imagen atractiva a estos vehículos que debido a que albergarán dos o tres motores serán más grandes y robustos, lo que puede afearlos. De ahí que se contraten a los mejores diseñadores para solucionar la siempre importante estética, puesto que no nos engañemos, lo que primero nos entra por los ojos de un coche o todoterreno es su aspecto exterior (como ocurre con las personas). Así que estaremos pendientes del nuevo BMW i5, a ver cómo nos sorprenden los teutones.

El coche que nos viene será más aerodinámico
El coche que nos viene será más aerodinámico

Las berlinas de lujo verán sus prestaciones y diseños cambiados de modo espectacular, mucho más aerodinámicos, casi como si fueran coches de ciencia ficción que incluirán también un sistema de conducción autónoma. Todas las casas apuestan en mayor o menor medida por los motores eléctricos y, mientras se desarrollan, por potenciar los híbridos.  Los faros también evolucionan incorporando lo último en LED pero al mismo tiempo la iluminación interior será más agradable favoreciendo el ambiente relajante o activando los sentidos según se necesite. 

El nuevo Porsche 911 Carrera T vuelve a sus orígenes y sin dejar de ser el espectacular deportivo que siempre ha sido ya no incidirá tanto en el lujo interior, pero es lo que lo hace más atractivo, precisamente: un toque análogo vintage entre tanta innovación digital. Eso sí, seguiremos apreciando su monstruoso motor de 3 litros y 370 caballos con seis marchas. El cochecito cuesta unos 125.000 euros.

El deportivo de lujo por antonomasia, el Lamborghini Huracan, saca ahora el modelo "Super Trofeo Evo Racecar", aún más deportivo y con un precio que ronda los 235.000 euros.

Subaru, Honda y Susuki también presentaron sus respectivos modelos eléctricos en Tokyo y es que ninguna quiere quedarse en la estacada, aunque Toyota y Mazda, aliadas en su estrategia, apuestan más por los motores híbridos. En el caso de Toyota, su investigación del motor de hidrógeno como alternativa para conseguir cero emisiones de anhídrido carbónico está resultando muy esperanzadora. Y aunque su aliada, Mazda, continúa con la combustión interna a base de gasolina y gasoil, sus últimos motores SkyActiv X reducen de forma espectacular las emisiones, argumentando los técnicos de Mazda que el coche eléctrico no es ni mucho menos la solución, puesto que también contamina y en según qué casos incluso más que la última generación de motores de gasoil.

Las cadenas de fabricación de vehículos verán reducidos sus costes ya que se potenciará la impresión en 3D, lo que reducirá una quinta parte el presupuesto que podrá dedicarse a robótica y realidad virtual.

Por su parte, en Estados Unidos no quieren quedarse atrás en la investigación del motor eléctrico que parece que será el futuro. FORD también desarrolla modelos con mayor autonomía, como un nuevo Mustang eléctrico.En lo que sí coinciden todas las escuderías es en la importancia del desarrollo de la inteligencia artificial, salvo tal vez Porsche, que como veíamos vuelve a sus orígenes. Si decíamos que Mazda ha revolucionado presentando un motor sin bujías, Honda ha instalado dos cámaras controladas desde el habitáculo para sustituir a los retrovisores externos. Este detalle técnico también lo incorporan Lexus y Susuki a sendos modelos futuristas que presentaron en el Salón de Tokyo.

Resumiendo: motores eléctricos, de hidrógeno o híbridos, incluso de combustión, pero evolucionados para que emitan un mínimo de CO2, de gran confort interior y más grandes. Sin retrovisores, sustituidos por cámaras y con motores muy silenciosos, con faros cuyas potentes luces no cegarán a los que vayan en sentido contrario.